Ir al contenido principal

Última actualización

7 de julio, 2021

Soy padre, madre o cuidador. ¿Qué debería saber sobre las vacunas para niños y adolescentes?

Las respuestas en este sitio se desarrollaron con los CDC y con su aprobación.

En Estados Unidos, actualmente todas las personas de 12 años o más pueden vacunarse contra el COVID-19. Los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomiendan que todas las personas de este grupo se vacunen contra el COVID-19 lo antes posible.

Por el momento, los niños y adolescentes de 12 años o más son elegibles para recibir la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, pero los menores de 12 años no lo son.

Antes de que la FDA autorizara las vacunas para el COVID-19, los ensayos clínicos indicaron que las vacunas son notoriamente seguras y efectivas para los adultos y adolescentes de 16 años o más. Miles de voluntarios participaron en los ensayos. Después de obtener datos de seguridad adicionales para los adolescentes más jóvenes, la FDA amplió la autorización para los adolescentes de 12 años o más. Se están realizando ensayos clínicos para niños a partir de los seis meses.

Vacunarse contra el COVID-19 ayudará a evitar que los niños y adolescentes se enfermen de gravedad si contraen COVID-19.

La ciencia detrás de las vacunas contra el COVID-19: preguntas frecuentes de los padres (AAP)

Explorar más

¿Cómo funcionan las vacunas para los niños?

La vacuna contra el COVID-19 funciona de manera similar a otras vacunas que su niño o su hijo adolescente puede haberse aplicado. Los gérmenes como el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, invaden el organismo y se multiplican. Las vacunas detiene este proceso porque le enseña al sistema inmunológico a reconocer y generar anticuerpos para combatir el virus. Después de la vacunación, su niño o su hijo adolescente tiene menos posibilidades de contraer COVID-19. Si efectivamente contrae el virus, es posible que no se enferme tan gravemente como lo haría sin la vacuna.

¿Cuáles son los beneficios de la vacuna para los niños?


La vacunación de los niños y adolescentes los protegerá de contraer COVID-19. Aunque se han infectado menos niños y adolescentes que adultos con COVID-19, pueden infectarse con el virus que causa el COVID-19, enfermarse por COVID-19 y transmitir COVID-19 a otras personas. Las vacunas protegen a las personas que lo rodean, como a aquellos que corren alto riesgo de enfermarse de gravedad a causa del COVID-19 o a aquellos que no pueden vacunarse, incluidos los bebés, o personas con sistemas inmunitarios debilitados debido a la quimioterapia para tratar el cáncer, por ejemplo.

Después de la vacunación, su niño o su hijo adolescente tiene una posibilidad menor de contraer COVID-19. Si efectivamente contrae el virus, es posible que no se enferme tan gravemente como lo haría sin la vacuna.

Otro beneficio es que una vez que su niño o su hijo adolescente está completamente vacunado contra el COVID-19, podrá retomar de manera segura muchas actividades que realizaba antes de la pandemia, sin tener que usar mascarilla.

Cuándo está completamente vacunado: cómo protegerse a sí mismo y a otros (CDC)
¿Las vacunas son seguras para mi hijo?

Los estudios revelan que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas para los niños y adolescentes de 12 años o más. Las vacunas contra el COVID-19 se administran según los controles de seguridad más estrictos de la historia de Estados Unidos. Los estudios de seguridad han incluido a adolescentes y muestran que las vacunas son seguras para este grupo etario.

Al igual que los adultos, los niños y adolescentes pueden tener algunos efectos secundarios después de vacunarse contra el COVID-19. Estos efectos secundarios pueden afectar la capacidad de su hijo de realizar actividades cotidianas, pero deberían desaparecer en algunos días.

Los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomiendan que los niños de 12 años o más se vacunen contra el COVID-19. Si tiene preguntas o inquietudes sobre la vacunación de su niño o su hijo adolescente, es importante que hable con su médico de cabecera, pediatra, farmacéutico u otro profesional de la salud de confianza a través del cual obtiene información de salud.

Vacunas contra el COVID-19 para niños y adolescentes (CDC)
¿Esto afectará el desarrollo reproductivo de mi hijo?

No. Las vacunas contra el COVID-19 no afectan de ninguna manera la pubertad ni el desarrollo reproductivo de un niño o adolescente. Dado que la molécula de ARNm replica un proceso humano natural, los expertos en medicina están seguros de que las vacunas son seguras para los organismos en crecimiento.

La ciencia que respalda las vacunas contra el COVID-19: preguntas frecuentes de los padres (AAP)
¿Existen efectos secundarios a largo plazo en los niños?

Es muy poco probable que haya efectos secundarios graves que causen un problema de salud a largo plazo tras la vacunación contra el COVID-19.

Los efectos secundarios a largo plazo tras cualquier vacunación son extremadamente infrecuentes. El seguimiento de las vacunas ha demostrado históricamente que, de producirse efectos secundarios, generalmente ocurren dentro de las seis semanas siguientes a la aplicación de la dosis de la vacuna.

Por este motivo, la Administración de Drogas y Alimentos exigió que cada una de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas se estudiara durante al menos ocho semanas después de la última dosis. Millones de personas han recibido las vacunas contra el COVID-19, y no se han detectado efectos secundarios a largo plazo.

La ciencia detrás de las vacunas contra el COVID-19: preguntas frecuentes de los padres (AAP)
¿Mi hijo tiene que seguir usando mascarilla una vez que esté completamente vacunado?

Si su niño o su hijo adolescente está completamente vacunado, puede retomar de manera segura la mayoría de las actividades sin usar mascarilla ni permanecer a seis pies de distancia de otras personas. Debido a que las normas sobre el uso de mascarilla difieren según el lugar, debe consultar lo que exigen actualmente los gobiernos, empresas y lugares de trabajo locales.

Elegir actividades más seguras (CDC)
¿Las vacunas contra el COVID-19 pueden causar inflamación cardíaca?

Existe una pequeña cantidad de casos informados de miocarditis (una afección que provoca la inflamación del músculo cardíaco) después de recibir la vacuna contra el COVID-19. Estos casos son poco frecuentes, dados los cientos de millones de dosis de vacunas administradas, y se han informado después de la administración de vacunas de ARNm contra la COVID-19 (principalmente entre adolescentes y adultos jóvenes varones). Los síntomas de estos casos poco frecuentes incluyeron dolor de pecho, falta de aire o sensación de palpitaciones. La mayoría de los pacientes con miocarditis que recibieron atención respondieron bien al tratamiento y al descanso, y se sintieron mejor rápidamente.

Los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría siguen recomendando que todas las personas de 12 años o más se vacunen contra el COVID-19, dado el riesgo de enfermedad por COVID-19 y las complicaciones posiblemente graves relacionadas, por ejemplo, problemas de salud a largo plazo, hospitalización e incluso la muerte. Si tiene inquietudes respecto de la vacunación contra el COVID-19, hable con su proveedor de atención médica o con el médico, enfermero o la clínica de su hijo.

Miocarditis y pericarditis después de la aplicación de vacunas de ARNm contra el COVID-19 (CDC)
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink